LOS OBJETOS

La página en blanco es verdaderamente inquisitiva: reclama lo que no le puedes dar. Recordé el poema de Hernández “…perro que ni me deja ni se calla”.

CHALLENGER

Él permaneció boca arriba todo el tiempo, sólo se movía a un costado para alcanzar el áspero whisky de Tennessee y un cigarrillo tras otro.